Ir al contenido principal
busque en

Los avances tecnológicos han traído consigo una amplia variedad de opciones para el seguimiento de la asistencia de los estudiantes. En este artículo, desglosamos las 5 soluciones de software de control de asistencia de alumnos más populares

Echemos un vistazo a las 5 soluciones de software de asistencia a estudiantes más populares:

iBeacons con aplicación móvil

La combinación de iBeacons y una aplicación móvil para estudiantes permite a estos registrar su propia asistencia, lo que constituye una prueba exacta de su presencia. Al iniciar sesión en la aplicación móvil SEAtS, la aplicación confirma la asistencia enlazando con el iBeacon de la sala. A diferencia de otras soluciones de software de control de asistencia, la tecnología iBeacon es asequible y ofrece numerosas funciones.

Fácil de instalar - Cada iBeacon tiene una batería de 3 años de duración, por lo que pueden colocarse en cualquier lugar de una sala de conferencias sin necesidad de cableado.

Precisión de los datos - Cada iBeacon está optimizado para localizar únicamente a los estudiantes que se encuentran en el aula, lo que evita grabaciones fraudulentas. A diferencia de las opciones alternativas, el iBeacon puede garantizar la asistencia de los estudiantes mediante el uso de la tecnología Bluetooth para conectar el iBeacon con la aplicación móvil de un estudiante.

Asequibilidad - Los iBeacons cuestan unos 50 euros cada uno, lo que los convierte en una opción muy asequible.

Fácil de utilizar - Una vez que un estudiante confirma su asistencia, los datos se envían a la nube, a la que se puede acceder fácilmente a través de un panel de control en el que el profesorado puede generar informes y utilizar flujos de trabajo para recibir alertas de cualquier estudiante que no cumpla un requisito de asistencia predeterminado, como el 75% de asistencia.

Productividad - La eficacia del registro de asistencia de la aplicación para estudiantes aumenta el tiempo de enseñanza de forma inmediata, al tiempo que elimina el tiempo de administración.

Automatización - Los estudiantes pueden registrar la asistencia sin necesidad de abrir manualmente la aplicación.

Lectores de tarjetas de estudiante

En los últimos 20 años, los lectores de tarjetas inteligentes han dominado las soluciones de software de control de asistencia. Aunque su instalación es costosa, los lectores de tarjetas permiten a los estudiantes pasar la tarjeta al entrar en una clase, al tiempo que sirven de tarjeta de identificación. Cabe señalar que muchas empresas de software se conectan a los lectores de tarjetas existentes, lo que permite a las instituciones aprovechar un software muy mejorado sin tener que reinvertir en nuevo hardware.

Productividad - Sin la intervención del profesor, el tiempo lectivo aumenta considerablemente. Los efectos negativos sobre el tiempo de enseñanza también se reducen con las llegadas tardías que pueden escanear, sin interacción con el profesor.

Facilidad de uso - La respuesta de un pitido después de que un alumno escanee hace que la solución del lector de tarjetas sea una opción muy sencilla.

Usos de terceros - Los carnés de estudiante también pueden utilizarse para acceder a otros recursos del campus, como impresoras y acceso a la biblioteca.

Precisión de los datos - Si no se controla, puede producirse una asistencia fantasma en la que un alumno escanee varias tarjetas a la vez.

Asequibilidad - Los precios oscilan entre los 200 y los 1.500 euros, dependiendo de las funciones que incluyan NFC y escáner de huellas dactilares.

Instalación - Los lectores de tarjetas deben conectarse físicamente a la red, lo que a su vez puede resultar inestable si se produce un problema de red.

Colas - Aunque los lectores de tarjetas pueden aceptar 60 escaneados por minuto, en la práctica se necesitaría más de un lector para evitar colas, lo que afecta a la asequibilidad.

Sólo móvil - GPS

El GPS es una forma novedosa de registrar pruebas de presencia mediante el uso del GPS para confirmar la ubicación, pero adolece de problemas de precisión. La precisión del GPS oscila entre 5 y 20 metros en exteriores y hasta 40 metros en interiores. Si se tienen en cuenta las aulas de varias plantas, la precisión se reduce aún más. Sin embargo, si sólo busca una solución de software de asistencia de estudiantes que confirme la asistencia en el campus, en lugar de una habitación específica, entonces esta es una opción viable.

Automatización - Una vez que el teléfono del alumno se conecta mediante GPS, la asistencia se registra sin necesidad de interacción directa por parte del alumno.

Productividad - Sin la intervención de los profesores, el tiempo de enseñanza en clase aumenta considerablemente.

Asequibilidad - El GPS se basa en satélites espaciales para enviar señales a los smartphones, el 99% de los cuales tienen capacidad GPS. Por tanto, no se necesita ningún hardware.

Precisión de los datos - El GPS no funciona bien en interiores, por lo que la ubicación resultante no suele ser lo suficientemente precisa como para ser útil. Esto permite que un estudiante sólo esté en un edificio donde se encuentra el aula para registrar la asistencia, por lo que no es una prueba de presencia precisa.

GPS Activado - Si un estudiante olvida activar el GPS de su teléfono, no se registrará su asistencia. Esto significa que la ventaja del registro automático de asistencia también puede ser una desventaja con los estudiantes desatentos.

Una estudiante asiática utiliza la aplicación SEAtS Mobile para registrar su propia asistencia mediante balizas Bluetooth virtuales.

Sólo móvil - WiFi

La asistencia WiFi es un concepto único para las instituciones que buscan soluciones de software de asistencia de estudiantes. Si la prueba de presencia y la asequibilidad son factores importantes a la hora de elegir un software de control de asistencia, puede que éste no sea el suyo. El seguimiento de la ubicación por Wi-Fi funciona midiendo la intensidad de la señal entre los routers para triangular la ubicación. El nivel de precisión depende del número de etiquetas de router en cada aula. Dependiendo del método utilizado, la precisión puede variar entre 5 y 30 metros. Debido a la fluctuación de la intensidad de la red, los datos de asistencia pueden variar enormemente. Si a esto añadimos el mantenimiento de la red, que puede afectar gravemente a los datos de asistencia, tenemos un sistema que conlleva tantos problemas como soluciones.

Automatización - Una vez que el teléfono del estudiante está conectado a un router, se registra la asistencia sin necesidad de interacción directa por parte del estudiante.

Productividad - Sin la intervención de los profesores, el tiempo de enseñanza en clase aumenta considerablemente.

Precisión de los datos - La intensidad de la señal puede variar en función del número de routers que haya en cada aula. Incluso con varios routers, la señal puede fluctuar, lo que significa que la configuración de cada router tiene que ir más allá del aula para garantizar una conexión. Por lo tanto, es posible que un estudiante se quede fuera de la sala para registrar la asistencia, lo que hace que no sea una prueba de presencia precisa.

Asequibilidad - El número de routers dicta el nivel de precisión. El precio de los enrutadores puede oscilar entre 120 y 300 euros en función de las características. Con un mínimo de 2 o 3 enrutadores recomendados para cada clase, el coste puede rivalizar con el de los lectores de tarjetas.

WiFi Encendido - Si un estudiante olvida encender el WiFi de su teléfono, no se registrará su asistencia. Esto significa que la ventaja del registro automático de asistencia también puede ser una desventaja con los estudiantes desatentos.

Mantenimiento de la red - El mantenimiento de una red de campus es un reto en el mejor de los casos. Si la red se cae, no se registrará la asistencia.

Sólo móvil - Código QR

Código QR significa código de "respuesta rápida" y se puede leer con el teléfono móvil. Se genera un código QR antes de cada clase, y los estudiantes utilizan una aplicación para escanear el código y confirmar su presencia al entrar en la sala. En teoría, es una idea excelente. Sin embargo, en la práctica, es la solución más amañada, simplemente porque el código QR puede fotografiarse y compartirse con estudiantes que no están en el aula. Existe la posibilidad de utilizar esta solución junto con un segundo sistema, lo que aumentaría la precisión, pero también el coste.

Asequibilidad - No se necesita hardware.

Fácil de usar - Los estudiantes abren su aplicación y escanean el código QR que registra la asistencia

Precisión de los datos - El código QR puede copiarse y compartirse fácilmente, lo que lo convierte en una mala opción para obtener una prueba de presencia precisa.

Introducción manual - El profesor debe generar el código y presentarlo en una pantalla o enviarlo por correo electrónico al estudiante. Esto puede llevar entre 5 y 10 minutos. Los estudiantes que lleguen tarde tendrán que solicitar el código, lo que también afectará al tiempo de enseñanza.

CONTACTO

Si desea obtener más información sobre las soluciones de software para la asistencia de estudiantes y sobre cómo SEAtS puede implantar su solución preferida, envíe un correo electrónico a sales@seatssoftware.com para empezar.

Cerrar Menú